Scroll to top
© 2021, Copyright SoftManagement
-Compartir

Reportaje Mujeres en Tecnología: ¿Dónde Estamos?

Para casi todas las profesiones, el home office permite mayor flexibilidad, aunque de acuerdo con un estudio de Kaspersky el poder trabajar desde casa a partir de la cuarentena por COVID-19 permitió que el talento femenino ganara más espacios laborales.

Datos de la empresa de ciberseguridad registraron que 53% de las mujeres cree que la presencia femenina ha incrementado en los trabajos de tecnología en los últimos dos años y que, en América Latina, el home office impulsó a que más mujeres en esta industria buscaran crecer en sus trabajos, pues el formato ha permitido que se valoren más las habilidades y competencias que el género.

En general, se había pronosticado que la vida en confinamiento traería un cambio positivo para la industria en la lucha por la igualdad de género. Al igualar las condiciones desde una perspectiva social y de planificación familiar, se eliminarían los estereotipos tradicionales sobre la disponibilidad y la longevidad en lo que respecta a la carrera de las mujeres. El impacto de COVID significaba que las empresas se veían aceleradas, o incluso forzadas, hacia esta nueva norma de la noche a la mañana y, hasta cierto punto, esta predicción ha producido pasos positivos en cuanto a la mentalidad general de la industria.

 

 

El más reciente informe de Kaspersky sobre mujeres en tecnología: “¿Dónde estamos ahora? Entendiendo la evolución de las mujeres en la tecnología”, reveló que las mujeres de la industria en la región realmente prefieren trabajar en casa en vez de la oficina. Las encuestadas también dijeron que trabajan de manera más eficiente cuando lo hacen desde su hogar, y varias de ellas revelaron que tienen más autonomía cuando no trabajan en una oficina.

Según el documento, en los últimos dos años se han producido avances positivos en muchos parámetros, ayudado en parte por un empujón de la pandemia y su impulso hacia el trabajo a distancia. Incluso, algo más de la mitad de los encuestados (53%) afirmó que está de acuerdo en que ha aumentado el número de mujeres en puestos superiores de TI o tecnología en su organización.

Así mismo, Andrea Fernández gerente general de la región SOLA en Kaspersky afirmó que, una señal positiva de avance es que más de dos tercios de las mujeres de Latinoamérica (71%) se siente segura de que sus opiniones son respetadas desde el primer día de trabajo en la industria de TI. En este sentido, las mejor posicionadas son las peruanas (89%), seguidas por las mexicanas (72%), brasileñas (71%), argentinas (67%), las colombianas (66%) y finalmente las chilenas (62%).

Otro de los puntos a destacar durante el estudio es que, las mujeres encuestadas manifestaron que, “al aspirar a su primer puesto en la industria, sus habilidades y experiencias se consideraron más que su género“. Sin embargo, al desglosar estas cifras, Colombia y Chile son los países que se encuentran más alejados en este aspecto.

Sin embargo, una de las estadísticas preocupantes de este informe destaca cómo el potencial del trabajo a distancia para las mujeres en la tecnología no corresponde con el progreso social en esta dinámica de “trabajar desde casa”. La mitad de estas mujeres ha luchado desde marzo de 2020 por combinar la vida laboral con la familiar, una proporción que es más prominente en Norteamérica que en cualquier otra región del mundo, aunque se trata de una tendencia mundial constante.

Si se profundiza más, las razones de este desequilibrio se vuelven más claras. En Latinoamérica, cuando se les preguntó a las mujeres encuestadas sobre las funciones cotidianas que están restando valor a la productividad o el avance en sus carreras, el 53% dijo que había hecho la mayor parte del trabajo doméstico en el hogar en comparación con el 39% de los hombres; el 61% había estado a cargo de la escuela en casa frente al 45% de los hombres, y el 49% de las mujeres ha tenido que adaptar más su horario de trabajo que el de su pareja masculina para cuidar de la familia. Como resultado, el 58% de las mujeres cree que los efectos del COVID-19 en realidad han retrasado, en lugar de mejorar, su evolución profesional general.

“Entre las mujeres, la pandemia tuvo efectos distintos: algunas apreciaron que al no tener que desplazarse al trabajo lograron mayor flexibilidad en sus horarios y ahorro de tiempo, mientras que otras confesaron que estaban al borde del agotamiento. Es crucial que las empresas se aseguren de que sus directivos estén alineados con la estrategia corporativa para apoyar a los empleados a cumplir con sus responsabilidades familiares.

Por otro lado, uno de los puntos más álgidos al hablar de igualdad en el campo laboral es precisamente el crecimiento y desarrollo de un trabajo. El informe arroja que, en cuanto a la percepción de evolución: 39% de las latinas sostiene que los hombres progresan más rápido que ellas en la industria tecnológica.

Si bien estos ejemplos de disparidad social no son exclusivos de la industria tecnológica, sí apuntan hacia una barrera que impide a las mujeres de la región aprovechar el cambio al trabajo a distancia que tuvo lugar el año pasado. Hasta el 49% de las mujeres en tecnología (comparado con el 37% de los hombres) cree que un entorno laboral igualitario sería lo mejor para su progreso profesional, y el 43% piensa que el trabajo a distancia. es una forma óptima de lograr esa igualdad. El sector tecnológico debe ahora mantener su propio impulso alentador con la esperanza de que los estereotipos sociales permitan esta cadena de eventos en los meses y años venideros.

Merici Vinton, cofundadora y directora ejecutiva de Ada’s List añade: “Las empresas deben señalar, tanto a través de la cultura como de la política, que darán a los papás y mamás, la flexibilidad que necesitan durante el COVID (y más allá). Las empresas deben entender que la representación femenina sí importa, y tener mujeres en el liderazgo, equipos mayoritarios de mujeres y mujeres que participen en entrevistas, demuestra que hay espacio para las mujeres en su empresa. Finalmente, vemos que muchas empresas exitosas se asocian con organizaciones de mujeres que pueden desafiar, impulsar y también brindar inspiración externa a los empleados de la compañía”.

Conozca el informe completo ¿Dónde estamos ahora? Entendiendo la evolución de las mujeres en la tecnología aquí